La Gobernanza de Áreas Protegidas: Herramienta para contribuir a la protección y mejoramiento de los servicios vitales de los ecosistemas en El Salvador y Honduras

Tegucigalpa y San Salvador. Durante el mes de Septiembre del presente año, se realizó el curso “Gobernanza de áreas protegidas: fortaleciendo la capacidad para la gobernanza de áreas protegidas en zonas costeras” con 50 participantes de diferentes sectores como gobierno, sociedad civil y miembros de consejos comunitarios de El Salvador y Honduras para profundizar en el papel clave que ofrecen las leyes y otros mecanismos de gobernanza que son necesarios para lograr una gestión y promoción de los sistemas de áreas protegidas de forma efectiva y equitativa. Si bien es cierto, las leyes varían en los diferentes países, hay principios internacionales y buenas prácticas que aplican para todos los países y que fueron tratados durante el curso. 

Photo: Wanda Villeda / UICN ORMACC

El curso hizo énfasis en la conectividad para la conservación, la cual es una medida de conservación en ambientes modificados y fragmentados por impactos y desarrollos humanos, que busca vincular los hábitats para la conservación de la vida silvestre, y mantener los procesos ecológicos por los bienes y servicios que estos proveen.

En el contexto de las áreas protegidas, la conservación de la conectividad busca promover nexos mejorados al interior de las áreas protegidas y entre ellas, con la visión de promover o mantener la conectividad entre los paisajes marinos o terrestres, los procesos ecológicos y los procesos evolutivos. La conectividad requiere diferentes enfoques dependiendo de la escala en la que se trabaje, y es un elemento clave para implementar el enfoque de la cuenca a la costa que el proyecto promueve.

“La noción de la Cuenca a la Costa consiste en la gestión integral del agua, sus ecosistemas y recursos relacionados durante el ciclo hidrológico y toda la biodiversidad que forma parte, teniendo en cuenta las interacciones existentes entre la cuenca y la zona costera, con el propósito de mejorar los medios de vida de los seres humanos sin comprometer la sostenibilidad de los ecosistemas” nos explica Emelie Weitnauer, coordinadora del proyecto Mejoramiento de Cuencas Costeras y Medios de Vida.

Durante los cursos  se habilitaron espacios de diálogo sobre los marcos de gobernanza de áreas protegidas en los diferentes países, particularmente en zonas costeras, y se realizó un ejercicio práctico para aplicar los conceptos y discutir los diferentes escenarios que es posible encontrar. El grupo de  participantes  estuvo conformado por personal de diferentes instituciones gubernamentales y no gubernamentales del ámbito local y nacional vinculado con la gestión de áreas protegidas, cuencas y zonas costeras; quienes posterior a este evento tendrán mayores herramientas para fortalecer los mecanismos de gobernanza en la gestión integrada de los recursos naturales.

Mireya Gonzales del departamento de protección del medio marino de la Marina Mercante comentó: “La experiencia en el taller de gobernanza en áreas protegidas me ha parecido muy interesante, me parece que el tema ha sido acertado, ya que nosotros trabajamos diferentes áreas protegidas que necesitan la vinculación y la gestión para una buena gobernanza. Los estudios de casos prácticos han sido oportunos puesto que nos han dado un contexto general  amplio y muy acertado de las problemáticas que vivimos hoy día en Honduras, y en el Golfo de Fonseca, los contenidos apropiados, las dinámicas exitosas, hemos salido de nuestro espacio de confort, hemos visto el área protegida y el contexto en sí de todo lo que nosotros trabajamos, compartiendo experiencias y habilidades de otros expertos que trabajan en otras secretarías y otras instituciones, ampliando el panorama de nuestra área de trabajo, y creo que esto ha sido muy productivo, nos lo llevamos como una herramienta de trabajo a utilizar y aplicar en cada una de nuestras áreas de función”.

Las áreas protegidas son creadas para proteger bellezas escénicas, diversidad biológica y cultural, para investigación científica y para educación ambiental. Son un instrumento vital para la conservación y mantenimiento de los recursos biológicos y los ecosistemas del planeta. De acuerdo con la Base de Datos Mundial sobre Áreas Protegidas (WDPA por sus siglas en inglés), a diciembre de 2016 un 14,8% de las áreas terrestres y de aguas continentales están cubiertas por áreas protegidas. Y un 5,1% del océano global y 12,7% de las áreas costeras y marinas bajo jurisdicción nacional están cubiertas por áreas marinas protegidas.

El evento fue financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional mediante el Proyecto Mejoramiento de Cuencas Costeras y Medios de Vida,  que es facilitado por la UICN,  a través de su oficina regional y el Centro de Derecho Ambiental.

El proyecto Mejoramiento de Cuencas Costeras y Medios de Vida es una iniciativa de la UICN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, financiado por la  Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que pretende mejorar el manejo de los recursos de la cuenca baja del río Goascorán y la zona costera, que trabaja directamente en nueve municipios de El Salvador y Honduras, con el apoyo estratégico de 3 socios: La Fundación Salvadoreña para la Promoción Social y el Desarrollo Económico (FUNSALPRODESE) en El Salvador, y el Comité para la Defensa y Desarrollo del Golfo de Fonseca (CODDEFFAGOLF) y la Fundación para el Desarrollo Rural (FUNDER) en Honduras.

Location: 
Go to top