Día Internacional de la Mujer: Una oportunidad para celebrar el coraje y la determinación de las mujeres en la gestión del agua

En la cuenca del río Goascorán, compartida entre Honduras y El Salvador, las mujeres son parte de la solución para la buena gestión de los recursos naturales y trabajan con el objetivo de conservar la cuenca para que la población tenga acceso al agua en sus diferentes usos.

Día Internacional de la Mujer Photo: Wanda Villeda / UICN

Centroamérica no ha logrado garantizar el abastecimiento de agua de calidad para toda su población, debido a problemas de gestión, a la contaminación por malas prácticas productivas y la falta de servicios de saneamiento y tratamiento de aguas residuales.  En este escenario, la mujer tiene un rol clave en el buen uso del recurso y cada día asumen mayor protagonismo en su gestión. 

En Goascorán las mujeres participan activamente en juntas de agua, consejos de cuenca, escuelas, municipios, organizaciones no gubernamentales, asociaciones de desarrollo económico local e instituciones de gobierno. Todas administran el agua en sus hogares; algunas incluso caminan kilómetros en la montaña para tomar desde la fuente de agua y llevarla a sus casas. Se involucran en procesos de reforestación, conservación de fuentes de agua y educación ambiental, asisten a talleres de planificación participativa y capacitaciones para la gestión integrada del recurso y la adaptación al cambio climático.

“La importancia es buscar solución, mejorar, saber por qué no tenemos calidad de agua”. Yudy Espinal, Honduras.

Yudy Espinal es vecina de Aguanqueterique, en el Departamento de la Paz en Honduras donde hay problemas de acceso al agua y de potabilización. En este sitio no todos los días llega el agua a las casas e inclusive muchas veces tienen que comprarla.

También está el caso de Brenda García de El Salvador, quien considera que la coordinación binacional es importante para que se realicen acciones tanto en la cuenca alta como en  la cuenca baja para mejorar la calidad del agua en beneficio de ambos países.

Las mujeres hacen un trabajo de sensibilización y socialización que ayuda a involucrar más actores de la comunidad, por ejemplo, Semiramis Molina, del Municipio de San Alejo en El Salvador, que nos cuenta: “Yo como mujer desde la Unidad de Medio Ambiente involucro de los dos géneros en trabajos de limpiezas, me desplazo con estudiantes y damos la socialización de las actividades y la participación tanto de hombres como mujeres”.

Según Nazareth Porras, oficial técnica de UICN, el aumento de la participación de las mujeres se ve reflejado en los procesos de organización de la cuenca del río Goascorán en todos los niveles. Son parte de las juntas directivas de consejos de microcuenca y cuenca, y actualmente la presidencia y vicepresidencia del consejo de cuenca del río Goascorán están a cargo de mujeres.  Asimismo, en su reglamentación plantean la importancia de que haya cuotas sobre el porcentaje de mujeres con voto en la Asamblea.

“Hay muchas mujeres que están trabajando individualmente y organizadas en la protección del agua, vi como grupos de mujeres organizadas están protegiendo los manglares tanto en El Salvador como en Honduras”. Álvaro Moreno, consejo de cuenca de Goascorán, Honduras.

La cuenca del río Goascorán es compartida entre Honduras y El Salvador, de acuerdo al Plan de Manejo (CATIE, 2007) cubre un área de 2345 km2, un 52% en Honduras y un 48% en El Salvador. Se ubica en el Corredor Seco Centroamericano, una de las áreas más afectadas por eventos climáticos extremos, principalmente debido a períodos recurrentes de sequía junto con excesos de lluvias e inundaciones severas que afectan la producción agrícola, con mayor impacto en las áreas degradadas.

Cuenta con 16 municipios y 30.000 habitantes del lado de Honduras y 13 municipios y 145.000 habitantes en El Salvador. Las principales actividades económicas son la agricultura (granos básicos, café y hortalizas), ganadería y la pesca en la cuenca baja.

Las mujeres son agentes de cambio en procesos de toma de decisiones para la cooperación transfronteriza, desde el nivel local al internacional. Su papel en la construcción de la paz y la seguridad es reconocido por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en su resolución 1325 Mujeres, Paz y Seguridad. En otras palabras, la equidad de género es un imperativo para una gobernanza exitosa del agua, en beneficio de toda la población.

El Día Internacional de la Mujer es una oportunidad para celebrar el coraje y la determinación de las mujeres que han jugado un rol clave en la historia de sus países y comunidades, pero también para reflexionar sobre los logros relacionados con los derechos de la mujer, su rol en la gobernanza del agua y la adaptación al cambio climático, así como los retos futuros.

En este video, mujeres de la cuenca del río Goascorán hablan sobre su activa participación en los consejos de cuenca y cómo proponen acciones para una mejor gestión.

Work area: 
Climate Change
Ecosystems
Environmental Governance
Gender
Water
Location: 
Mesoamerica
Go to top