Representantes de Biobío y Santiago se reunieron para reflexionar sobre el Proyecto Ecosistemas para la Protección de Infraestructura y potenciar el enfoque Eco-RRD en Chile

En la ciudad de Santiago, el 26 y 27 de abril de 2017 se realizó el Taller de Cierre – Proyecto Ecosistemas para la Protección de Infraestructura y Comunidades (EPIC) en Chile con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y el Instituto Suizo de Investigación sobre la Nieve y las Avalanchas (SLF).

Photo: UICN América del Sur

Taller de cierre Proyecto EPIC Chile

La reunión contó con la participación de alrededor de 30 representantes —tanto de la región de Biobío como de Santiago— de diversos servicios públicos, sociedad civil y academia. El evento buscó reflexionar sobre los logros y lecciones aprendidas del proyecto EPIC en Chile, y proponer acciones que aseguren el impacto y aplicación de los conceptos de reducción de riesgos de desastres y adaptación al cambio climático basados en ecosistemas (Eco-RRD y AbE).

La Eco-RRD y la AbE son soluciones basadas en la naturaleza que integran la gestión sostenible, la conservación y la restauración de los ecosistemas para reducir el riesgo de desastres y la vulnerabilidad al cambio climático de las poblaciones y ecosistemas, y brindan múltiples beneficios y co-beneficios.

Se compartieron además experiencias de cómo EPIC está abordando la Eco-RRD en otros países: la restauración de los ecosistemas degradados de manglares (Tailandia) que genera múltiples beneficios; la identificación de especies de flora efectivas para estabilizar laderas (China); la restauración de vegetación en pendientes, para reducir los riesgos de deslizamientos mediante la “eco-ingeniería” (Nepal); y prácticas de agricultura sostenible mejorando las condiciones de suelo y cobertura vegetal, las cuales incrementan la resiliencia de las poblaciones locales (Burkina Faso y Senegal).

UICN y SLF presentaron los resultados de dos investigaciones realizadas en el Valle de Las Trancas en la región del Biobío: el estudio de Percepciones locales del cambio climático, riesgos y servicios ecosistémicos y la Cuantificación y modelación de la capacidad de protección de los bosques contra las avalanchas de nieve. Estos estudios destacan la relevancia de usar herramientas participativas para rescatar el conocimiento de la ciudadanía con respecto al cambio climático y los riesgos de desastres, y promover los beneficios proporcionados por los servicios ecosistémicos, como es el rol del bosque nativo para hacer frente a avalanchas.

El proyecto EPIC en Chile ha ampliado el conocimiento sobre la reducción de riesgos de desastres (RRD) y rol de los ecosistemas en la Reserva de Biosfera ante los impactos del cambio climático. También, se ha generado evidencia sobre el papel de los ecosistemas como parte integral de las políticas públicas, y hace énfasis en la necesidad de profundizar estas líneas de investigación. Por otra parte, se ha contribuido a posicionar la Eco-DRR mediante el desarrollo de espacios con múltiples actores y sectores, y a diversas escalas territoriales, tanto en la Región de Biobío, como en el ámbito nacional e internacional.

Como parte del proyecto “Enfoques de Adaptación basada en Ecosistemas: Fortaleciendo la evidencia y generando información para las políticas” (implementado por IIED, UICN y WCMC-PNUMA, financiado por BMUB), IIED presentó el marco conceptual para analizar la efectividad de la AbE y/o Eco-RRD —efectividad para las poblaciones humanas y para los ecosistemas, la costo-efectividad y los factores institucionales, políticos y de capacidades— y UICN presentó los resultados preliminares de la aplicación de esta herramienta en EPIC en Chile.

En dos grupos, los participantes de Biobío y de Santiago retomaron y analizaron los resultados de las propuestas de integración de la Eco-RRD y AbE desde una perspectiva multisectorial —generadas en los talleres en el 2016 en Chillán y Santiago—las mismas que se analizaron y ampliaron, como una base de trabajo para el corto y mediano plazo.

Por su parte, el Gobierno Regional de Biobío presentó el contexto local de manejo de la Reserva de Biosfera (RB), y las perspectivas de integración de la Eco-RRD en la gestión de la misma. Las RB buscan promover el desarrollo sustentable a través de combinar la conservación, desarrollo económico y la investigación científica. Se resaltó la importancia de incorporar de los resultados de EPIC tanto en la RB, como en la toma de decisiones a nivel comunal y regional. Sin embargo, se reconoce la necesidad de mejorar las coordinaciones intersectoriales para incorporar la Eco-RRD en las acciones de protección civil.

El MMA y la ONEMI presentaron también las perspectivas de estos sectores —ambiente y gestión de riesgos de desastres— para la integración de la Eco-RRD en los planes y políticas a nivel nacional, quienes evidenciaron oportunidades para potenciar este enfoque desde una visión integral que incluya a los ecosistemas (como el proceso de planificación ecológica y la restauración ecológica del MMA) y los espacios multisectoriales (como la plataforma intersectorial de reducción de riesgos de desastres de ONEMI).

Se concluye que entre los desafíos para seguir posicionando la Eco-RRD, están: la transferencia e incorporación de resultados de estas investigaciones en diversos instrumentos de planificación y política, y la necesidad de un continuo trabajo multisectorial y a múltiples niveles. Es importante además contar con experiencias prácticas, que puedan ser implementadas, sistematizadas y compartidas entre diversos actores. Adicionalmente, generar análisis de costo-efectividad en iniciativas de Eco-RRD es clave como argumentos para los tomadores de decisión. Finalmente, las temáticas asociadas a Eco-RRD, como son el rol y la importancia de los ecosistemas para la vida humana y la reducción de riesgo de desastres deben ser incorporadas en la educación a todos los niveles, para que las nuevas generaciones integren el desarrollo sostenible en su forma de pensar.

El proyecto Ecosistemas para la Protección de Infraestructura y Comunidades (EPIC) se implementa  en Nepal, Tailandia, China, Burkina Faso, Senegal y Chile, y es financiado por Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear del Gobierno Alemán (BMUB). Su objetivo es reconocer y promover la conservación de los servicios de los ecosistemas como parte integral de varios acuerdos y estrategias mundiales, así como de políticas y estrategias de adaptación al cambio climático y reducción del riesgo de desastres. En Chile, EPIC se ejecuta en la Reserva de la Biosfera Corredor Biológico Nevados de Chillán – Laguna del Laja, Región del Biobío y cuenta con apoyo del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), y de la SEREMI MMA Biobío y el Gobierno Regional. 

Location: 
Go to top